Noticias

¿Puede el COVID-19 afectar la visión?

Los profesionales de la salud visual, recomiendan que los pacientes consideren cancelar algunas citas, especialmente aquellos adultos mayores con afecciones de salud que los ponen en mayor riesgo.


¿Puede la enfermedad del Coronavirus (COVID-19) afectar la visión?

En diciembre de 2019, surgió de China una nueva epidemia de Coronavirus (CoV), causada por el grave síndrome respiratorio agudo – 2 (SARS-CoV-2). Este virus causa la enfermedad por Coronavirus (COVID-19). Desde entonces, ha habido informes anecdóticos de infección ocular.

Las implicaciones oculares de las infecciones humanas por el COVID-19 no han sido ampliamente estudiadas. Sin embargo, se sabe que estos virus causan diversas infecciones oculares en animales, además, se han documentado patologías clínicas tales como conjuntivitis, uveítis anterior, retinitis y neuritis óptica en felinos.

En este artículo, se basa en la evidencia actual que sugiere una posible infección humana por COVID-19 en el tejido ocular.

Medidas de control de infecciones durante el nuevo brote de coronavirus: una experiencia en Hong Kong

La enfermedad por Coronavirus (COVID-19) se ha convertido rápidamente en una amenaza para la salud mundial. El propósito de este artículo es compartir la experiencia local con el propósito de intensificar las medidas de control de infecciones para minimizar la infección por COVID-19 tanto de los trabajadores de la salud como de los pacientes.

Durante el estudio, se discutieron las medidas de control de infecciones implementadas en la clínica de oftalmología de los autores. Las medidas se basaron en una evaluación detallada del riesgo por parte de oftalmólogos locales y expertos en control de infecciones.

Se adoptó una jerarquía de tres niveles de medidas de control:

  1. Para el control administrativo, con el fin de reducir la asistencia de los pacientes, se enviaron mensajes de texto con un número de teléfono de consulta a los pacientes con el fin de reprogramar las citas u organizar el reabastecimiento de medicamentos. Para minimizar la infección cruzada de COVID-19, se estableció un sistema de clasificación para identificar pacientes con fiebre, síntomas respiratorios, conjuntivitis aguda o viajes recientes a áreas de brotes y para alentar a estas personas a posponer sus citas durante al menos 14 días. Por otro lado, se evitaron los procedimientos de generación de microaerosol, como la tonometría sin contacto y las operaciones bajo anestesia general. Se evitó la endoscopia nasal, ya que puede provocar estornudos y causar la generación de gotas. Todos los servicios clínicos electivos fueron suspendidos. Se proporcionó capacitación en control de infecciones a todo el personal clínico.
  2. Para el control ambiental y poder reducir la transmisión de gotas de COVID-19, se implementó la instalación de escudos protectores en las lámparas de hendidura, la desinfección frecuente de los equipos y la provisión de protección ocular al personal. Se recomendó a todo el personal medir su propia temperatura corporal antes del trabajo e informar inmediatamente cualquier síntoma de infección del tracto respiratorio superior, vómitos o diarrea.
  3. Se promovió el enmascaramiento universal, la higiene de las manos y el uso apropiado del equipo de protección personal (EPP).

Los autores esperaban que su experiencia inicial en intensificar las medidas de control de infección para la infección por COVID-19, podría ayudar a los profesionales de la visión, a prepararse globalmente para el posible brote o pandemia de la comunidad. Para minimizar la transmisión de COVID-19, escribieron que los profesionales de la visión, deberían trabajar estrechamente con los equipos locales de control de infecciones para implementar medidas de control de infecciones que sean apropiadas para sus propios entornos clínicos.

Protección de las barreras en la piel y las membranas mucosas para los trabajadores de la salud que luchan contra el COVID-19

Los autores escribieron que los profesionales de la salud que previenen y controlan la enfermedad por Coronavirus, son propensos a lesiones en la piel y las membranas mucosas, lo que puede causar dermatitis aguda y crónica, infección secundaria y agravamiento de las enfermedades subyacentes de la piel.

Este fue el consenso de los expertos chinos sobre medidas de protección y asesoramiento sobre limpieza de manos y protección de manos relacionada con guantes médicos, protección facial relacionada con mascarillas y gafas, protección relacionada con UV, protección ocular, protección de la mucosa nasal y oral, y exterior Protección auditiva y capilar.

Por último, los investigadores escribieron que es necesario seguir estrictamente las normas para usar equipos de protección y especificaciones para esterilizar y limpiar, ya que una protección insuficiente y excesiva podría tener efectos adversos en la piel y la barrera de las membranas mucosas. Al mismo tiempo, agregaron, el uso de productos hidratantes es muy recomendable para lograr una mejor protección.