Destacado Noticias

Preguntas frecuentes sobre COVID-19 para profesionales de la salud visual

La Asociación Americana de Optometría (AOA) ha emitido una serie de preguntas de los optometristas acerca de COVID-19 y cómo manejar diversas situaciones. Aquí les presentamos un resumen de las más frecuentes que se pueden aplicar a la realidad que se está viviendo en Latinoamérica con esta contingencia.


1. ¿Qué consejos debo dar a mis pacientes para prevenir la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19)?

Durante la pandemia de COVID-19, los pacientes deben extremar sus medidas de higiene y usted puede ser un excelente difusor de estas medidas ya que son muchas y confusas las informaciones provenientes de diversos medios. Como profesional de la salud visual, es importante que usted lidere iniciativas de información veraz tanto para sus pacientes como para su comunidad.

Una de las más importantes es el lavado de manos. Si tiene oportunidad de hacerlo, indíqueles la manera adecuada de efectuarlo mediante videos, e mails o campañas en diferentes medios digitales como redes sociales.

Otras indicaciones que usted puede ayudar a difundir entre sus pacientes incluyen incluyen:

  • Minimizar el contacto directo con aquellos que están enfermos o presenten problemas respiratorios.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Quedarse en casa. Salga solo para cosas extremadamente necesarias como compra de mercados, disposición de efectivo, compra de medicinas, cuestiones de salud que requieran atención de urgencias.
  • Si es estrictamente necesario y las condiciones lo permiten deben mantener la distancia sana, preferiblemente de dos metros. Es importante que usted como profesional les explique las razones de
  • Cubrirse la tos mediante el estornudo de etiqueta, o sea con la parte interna del codo, o estornudar con un pañuelo desechable y  luego tirarlo a la basura.
  • Limpiar y desinfectar los objetos y superficies que se tocan con frecuencia con un spray o toallita de limpieza doméstica. Esto incluye elementos como el celular y las computadoras al igual que cerraduras en las entradas.
  • Limpiar frecuentemente sus armazones. Indíqueles qué sustancias son convenientes de acuerdo al tipo de armazón y de lente que se manejan habitualmente.
  • Si presenta síntomas consistentes con COVID-19 o ha tenido interacción con alguna persona que haya resultado positiva,  minimizar al máximo el contacto con otras personas, protéjase inmediatamente  con cubrebocas y acuda a su centro de salud más cercano.

2. ¿Cuáles son los mitos más comunes sobre COVID-19 que los profesionales de la salud visual deben disipar para los pacientes?

La información errónea sobre COVID-19 se comparte en las redes sociales y otras plataformas a una velocidad alarmante.

Los profesionales de la salud visual deberán aclarar los mitos comunes sobre el origen del virus, cómo se propaga y los esfuerzos de prevención que podrían afectar negativamente la salud del paciente. Por ejemplo: alrededor del mundo, adultos de todas las edades, no solo los de 70, 80 y 90 años, están gravemente enfermos por el coronavirus.

El informe, publicado el 18 de marzo de 2020, por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., encontró que, como en otros países, los pacientes de mayor edad tenían la mayor probabilidad de morir y de ser hospitalizados. Pero de los 508 pacientes que se sabe que fueron hospitalizados en esa fecha, el 38% eran notablemente más jóvenes, entre 20 y 54 años y casi la mitad de los 121 pacientes que ingresaron en unidades de cuidados intensivos eran adultos menores de 65 años, informaron los CDC, lo mismo está ocurriendo en Latinoamérica ues son cada vez más los casos que se presentan en personas menores de 60 años, aunque esta población sigue siendo la más vulnerable.

3. ¿Qué debo decirles a mis pacientes acerca de viajar durante la pandemia de COVID-19?

Sigan estrictamente las instrucciones de las autoridades locales, estatales y federales. En el caso de que se ordene permanecer en casa como ya lo han hecho muchos países, es necesario asumir esta indicación con toda la responsabilidad y no acudir a sitios turísticos. Hay que hacerles entender que cuarentena no es igual a vacaciones y explicarles los riesgos que puede conllevar el no seguir las indicaciones al pie de la letra.

Los organismos oficiales como la OMS, enfatizan que COVID-19 puede provocar enfermedades graves, incluida la hospitalización, el ingreso a una unidad de cuidados intensivos y la muerte. Todos pueden tomar medidas, como el distanciamiento social, para ayudar a frenar la propagación de COVID-19 y protegerse tanto ellos como sus familias y la comunidad en general.

4. ¿Qué pasos pueden tomar los profesionales de la salud visual para mantenerse saludables durante la pandemia de COVID-19?

Los CDC recomiendan medidas de seguridad específicas que los profesionales de la salud pueden tomar para minimizar la exposición a las personas bajo sospecha y los casos confirmados de COVID-19 y prevenir la propagación de la infección dentro de las instalaciones de atención médica. Esos pasos incluyen:

1. Establecer pautas para ayudar a clasificar a los pacientes con síntomas congruentes con COVID-19.

2. Utilizar estaciones de saneamiento e higiene.

3. Demostrar el uso adecuado del equipo de protección personal (PPE), incluida la protección ocular.

4. Ayudar a monitorear y restringir el acceso de visitantes y otro personal no esencial.

Lea todas las recomendaciones provisionales de prevención y control de infecciones.

5. ¿Qué deben hacer los profesionales de la salud cuando han estado expuestos al COVID-19?

Todos los profesionales de la salud tienen algún riesgo de exposición al COVID-19, ya sea en el lugar de trabajo o en la comunidad. Los profesionales de la salud en cualquiera de las categorías de exposición al riesgo (alto, medio, bajo o sin riesgo) que desarrollen signos o síntomas compatibles con COVID-19 deben comunicarse de inmediato con las autoridades de salud pública o el programa de salud ocupacional de sus instalaciones para evaluación médica antes de regresar al trabajo.