Miopía

Manejo de la miopía y tecnología

Se debe dejar de pensar en la miopía como un simple error de refracción y comenzar a considerarla como un problema de salud ocular.


Por: Daniel Press OD, FCOVD

Primera parte

Para la mayoría de los profesionales de la salud visual, la miopía progresiva, especialmente entre los niños, es un error refractivo que corrigen con anteojos o lentes de contacto de visión sencilla. Debemos dejar de pensar en la miopía como un simple error de refracción y comenzar a pensar en ella como un problema de salud ocular. La miopía progresiva debería ser una preocupación para todos los profesionales de la salud visual, ya que está asociada con un mayor riesgo de enfermedades oculares como: cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y degeneración macular miope.

La tecnología es una consideración importante en el manejo de la miopía ¿Qué tecnología ayuda a desarrollar mediciones de referencia de miopía? ¿Qué tecnología es beneficiosa para monitorear la progresión de la miopía? ¿Qué tecnología se está utilizando en el tratamiento de la miopía progresiva? Antes de responder estas preguntas, es útil definir la miopía como algo más que un desenfoque de distancia subjetiva. La miopía conduce a una visión a distancia borrosa, pero la verdadera preocupación está relacionada con el aumento de la longitud axial del ojo. Definir la miopía en relación con la longitud axial ayudará a comunicar esa verdadera preocupación a los pacientes.

¿Por qué las tasas de miopía se están disparando en todo el mundo? Debido al rápido aumento en la prevalencia de la miopía desde esta generación hasta la última, se cree que los factores ambientales están jugando un papel importante en las tasas alarmantes de miopía. Se piensa que el advenimiento y la infiltración de la tecnología en las dos décadas anteriores es parcialmente responsable del aumento de la miopía.

Hay debates activos sobre el papel del estrés cercano y el aumento de la miopía, pero lo que se ha demostrado repetidamente es que la exposición a la luz solar está correlacionada con niveles más bajos de miopía. ¿Podría ser simplemente que los niños pasan más tiempo en tecnología y menos tiempo jugando afuera?

Tecnología y causalidad: tiempo de pantalla

La tecnología y el tiempo frente a la pantalla deberían ser una preocupación para los padres y los profesionales de la visión por igual.

Se ha demostrado que la luz del sol / luz del día reduce el riesgo de desarrollar miopía y, además, se ha confirmado que posiblemente reduzca la progresión de la miopía. Actualmente, el informe de los padres es la única forma de evaluar el tiempo al aire libre.

La tecnología para monitorear la exposición a la luz en los niños sería un dato útil para el profesional de la salud visual, pero ¿Qué podría usarse para lograr ese propósito? La tecnología portátil que no promueve un mayor tiempo de pantalla, como el GizmoWatch, está ganando popularidad entre los padres con niños más pequeños. El GizmoWatch es un reloj inteligente para niños que no fomenta la “adicción a la pantalla”, se comercializa como una forma de mantener a los niños seguros. El reloj permite un acceso limitado a mensajes y llamadas telefónicas y tiene un localizador GPS. Sería factible agregar monitoreo de la luz solar a la tecnología existente, lo que daría información importante a los padres y profesionales.

El ambiente educativo enfatiza un mayor uso de la tecnología digital dentro y fuera del aula. Se estima que la mitad de los estudiantes en los Estados Unidos tienen tecnología emitida por la escuela. Según los informes, 30 millones de niños en los EE. UU, usan las aplicaciones educativas de Google. Combine eso con el uso recreativo, social y de juegos de la tecnología, y las perspectivas son sombrías sobre cuánto tiempo pasan los niños en las pantallas.

Las empresas tecnológicas están comenzando a reconocer la preocupación, y el nuevo software permite a los padres controlar el tiempo de pantalla. Por ejemplo, la versión ios-12 del software operativo del iPhone de Apple tiene capacidades de tiempo de pantalla. No solo puede controlar el tiempo de pantalla, sino que también puede ajustar la configuración para vigilar el tiempo de inactividad. Los profesionales de la salud visual deben estar preparados para educar a los padres sobre las preocupaciones relacionadas con el tiempo frente a la pantalla y alentar la limitación del tiempo recreativo frente a la pantalla en el hogar.

Genética y medio ambiente

Actualmente, comprendemos los factores de riesgo para que la miopía incluya componentes genéticos y ambientales. El número de padres miopes es un factor de riesgo para un niño que desarrolla miopía ¿Eso se debe directamente al riesgo genético o a influencias culturales? La respuesta más probable es que se debe a una combinación. Se ha trabajado mucho en el área de la genética y la miopía.

Una investigación ha identificado 161 factores genéticos en la miopía. Comprender cómo una composición genética diferente interactúa con otras influencias ambientales ayudará a establecer una línea de base integral para la miopía. Potencialmente, esto permite que el profesional de la salud visual identifique pacientes en riesgo, haga recomendaciones ambientales específicas y adapte los tratamientos para dirigirse al paciente que puede responder mejor a una intervención óptica o farmacéutica específica.