Artículos

¿Qué factores se deben tener en cuenta a la hora de administrar su negocio?

Usted puede contar en su negocio con un gran equipo de trabajo; sin embargo, si no tiene las herramientas adecuadas para asumir un liderazgo y administrarlo de manera correcta, todos sus esfuerzos por lograr el éxito serán en vano.

La capacidad con la que usted cuente para manejar su negocio puede definir el éxito o fracaso del mismo. Usted puede manejar a la perfección su profesión; sin embargo, si a la hora de administrar un negocio no cuenta con las herramientas suficientes, esto puede convertirse en un grave problema que, sin duda, influirá en sus resultados.

Las personas que dirigen un negocio están ahí ya sea porque contaron con los recursos financieros o la capacidad para adquirirlos, mediante un préstamo, por ejemplo, o porque debido a su capacidad tanto profesional como en ventas, su empresa les dio un ascenso y eso está muy bien, pero ¿Qué tan preparados están usted o el gerente de su óptica para asumir un liderazgo real que lleve a buenos resultados? Si la respuesta a esta pregunta es incierta o negativa es hora de llevar a cabo ciertas acciones que le permitan adquirir conocimientos básicos para administrar a su personal o simplemente enterarse de qué tan eficientes son las estrategias de quién administra su negocio.

Llegó la hora de capacitarse

Con la llegada de las nuevas tecnologías, la capacitación ha cerrado su brecha permitiendo que las personas adquieran conocimientos de una manera flexible y no menos eficiente. Si usted cuenta con el tiempo y los recursos necesarios puede asistir a diversos congresos; en caso contrario puede acceder a una amplia variedad de capacitaciones a nivel digital que incluso muchas de las compañías ofrecen de manera gratuita. De igual manera, puede contratar a un experto que tenga la suficiente experiencia tanto en administración como en el ramo óptico.

La comunicación, elemento clave para el éxito o para el fracaso

Si usted como propietario no explica claramente a su personal, tanto administrativo como en general, cuáles son sus expectativas, necesidades y objetivos, difícilmente ellos podrán ir en la misma dirección que usted. Cuando usted contrata a alguien para su negocio tenga claro que este empleado no cuenta con habilidades adivinatorias incluidas por lo que es necesario que usted responda y aclare puntos tales como:

  • ¿Qué expectativas tengo con respecto a los resultados del negocio?
  • ¿Cuáles son los objetivos a corto, mediano y largo plazo, en orden de prioridad, que espero alcanzar con mi equipo de trabajo?
  • ¿Con qué herramientas cuenta mi negocio para alcanzar los objetivos propuestos?
  • ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de mi negocio para alcanzar estos objetivos?
  • ¿Qué estrategias podemos implementar para disminuir las debilidades y convertirlas en oportunidades de crecimiento?

En las reglas, sea preciso

Aquellas épocas en que las reglas solo se imponían sin dar grandes explicaciones ya pasaron de moda y no son eficientes para el mundo laboral actual. Esto no implica que no haya reglas o que todo tenga que pasar por la aprobación de su personal, lo que se quiere decir con esto es que no solamente todos deben conocerlas y entenderlas, sino que, además su aplicación debe ser congruente, pues de otra manera se estaría enviando un doble mensaje que no es nada conveniente ni para la empresa ni para su equipo de trabajo.

Por ejemplo, usted establece como horario de llegada para todo su personal las 9:00am de martes a sábado y los lunes como horario de llegada las 8:00 am para tomar una hora para evaluar los pendientes de la semana que está por comenzar; sin embargo, la persona de punto de venta, los lunes tiene un compromiso personal y le solicita un permiso de no llegar a la reunión en reiteradas ocasiones. Aquí puede haber varios tipos de reacciones por parte de su equipo de trabajo:

  • ¿Las reglas se hicieron para incumplirlas y si la persona de ventas puede por qué yo no?
  • Las reglas solo aplican para determinadas personas y los “preferidos” pueden pasarlas por alto.
  • Las personas que si cumplen las reglas no son valoradas por esto.

Las decisiones en equipo pueden convertirse en una gran herramienta de éxito.

¿Recuerda usted la frase cuatro ojos ven mejor que dos? Pues qué mejor manera de aplicarla que con sus empleados. Definitivamente, el tomar decisiones contando con su equipo de trabajo no sólo le ayudará a ver el panorama desde diferentes perspectivas, sino que además su equipo se sentirá parte importante de la empresa creando un fuerte sentido de pertenencia al sentirse valorados.

Las estrategias están dadas, llegó la hora de poner manos a la obra.