Artículos

Moda en armazones para niños

¡A los niños también les gusta la moda! El color siempre será su gran aliado a la hora de vender monturas para niños, por ello, no olvide mantener un stock de colores combinados para sus pacientes más pequeños.


Las gafas para niños hace mucho dejaron de ser un accesorio aburrido gracias a que sus personajes favoritos del cine o la tv comenzaron a utilizarlas, por ejemplo, Harry Potter y sus anteojos redondos.

Esta tendencia, le permite a usted, dueño o responsable de una óptica, aprovechar las oportunidades que ofrece el segmento infantil para incrementar sus ventas, teniendo siempre en mente la moda y las tendencias.

La clave está en las monturas

Al hablar de moda en armazones para niños debemos referirnos inmediatamente al color. A los niños le encanta elegir las monturas que desean llevar, por lo que ofrecer una gran variedad de colores será el primer match para conectar con sus gustos.

La segunda característica es el ajuste. Un marco incomodo nunca será utilizado por un niño, por lo tanto, las monturas de su inventario deberán ofrecer el mayor ajuste y personalización posible. Materiales como la silicona, se adaptan a las últimas tendencias ofreciendo comodidad, flexibilidad y resistencia para el uso diario. Tenga en cuenta también, que las almohadillas sean ajustables para que puedan coincidir con la forma de la nariz del menor en crecimiento.

Algunas empresas famosas dedicadas a la fabricación de monturas para niños han empezado a optar por diseños similares a los de un adulto. También podrá considerar esta opción, pues muchos menores desean parecerse a sus padres y que mejor manera que hacerlo con sus lentes.

La moda según la edad

Si desea tener un orden más estricto de los marcos que integren las vitrinas de la sección infantil en su óptica, la mejor opción es guiarse por las edades. El mercado pediátrico es posible dividirlo en tres grandes categorías: de 0 a 3 años, de 3 a 6 años y de 8 a 14 años.

De 0 a 3 años: para los bebes y niños más pequeños siempre será recomendable gafas básicas, que sean livianas como las de una sola pieza, las cuales se caracterizan por su versatilidad, comodidad y seguridad.

De 3 a 6 años: para esta categoría es fundamental la durabilidad de los productos. Ofrezca una gran variedad de colores, y detalles en las monturas (dibujos, polvo de hadas, etc). Una estrategia, para no tener que estar obligado a tener un gran inventario en su bodega, es contar con un catálogo con imágenes grandes que resalten los detalles y la gran variedad de opciones dentro de las cuales el niño podrá elegir.

De 7 a 14 años: esta es una edad muy interesante y mucho más exigente. Quienes pertenecen a este grupo, ya comienzan a definir sus gustos, por lo cual, tenga a la mano estilos contemporáneos con variedad de opciones en tamaño y color.

No olvide las gafas de sol

Con frecuencia los padres le dan gran importancia al cuidado de la piel contra la radiación UV; sin embargo, resulta ser muy diferente con los ojos, ante esto, usted como profesional de la salud visual podrá aprovechar la oportunidad y recordarles a los padres el valor de la protección contra el sol desde los primeros años de vida.

En cuanto a moda en gafas sol, predominan las monturas bicolores, especialmente llamativas y divertidas; materiales como el policarbonato de última generación y acabados SoftTouch permiten que sean ligeras y fáciles de llevar.

Juegue con las formas. Monturas con corazones son las preferidas por las niñas, divertidas y atrevidas siempre serán una buena opción para su vitrina.

Los clips, accesorios magnéticos, lentes polarizados y fotocromáticos terminan por completar sus opciones, permitiéndole ofrecer un completo portafolio de opciones para cada necesidad y gusto de sus pacientes más pequeños.