Las lentes de contacto suaves cumplen 70 años

Las lentes de contacto suaves cumplen 70 años

Las lentes de contacto suaves cumplen 70 añosEn este artículo se retoma un poco de la historia y evolución de los lentes de contacto, uno de los dispositivos de corrección visual más importantes.

(Este artículo fue traducido, adaptado e impreso con autorización del grupo de revistas de Jobson Publishing).

Por Linda Conlin, Pro

En 1951, el químico checo Otto Wichterle desarrolló el primer polímero de lente de contacto suave hecho de metacrilato hidrofílico hidroxitil (HEMA). La lente amante del agua permitió que más oxígeno pasara a través de la córnea. Las primeras lentes se hicieron llenando pequeños moldes con el polímero, luego se les permitió endurecer. Los “botones” resultantes se cortaron a la receta deseada. Los bordes tenían que ser suavizados a mano. Claramente, era necesaria una manera más eficiente de hacer las lentes.

Wichterle sabía que tenía que haber una mejor manera de producir las lentes.
En nochebuena, de 1961, inventó una máquina de fundición de giros hecha de piezas de un timbre, fonógrafo y el juego de bicicletas de su hijo. (¡Debe haber sido una gran Navidad!) Trabajando desde su mesa de cocina, Wichterle produjo más de 100 lentes. En 1962, recibió una patente para el proceso y produjo más de 5.000 lentes. En 1965, Bausch & Lomb recibió un sublicenciado de los derechos para el proceso y se convirtió en el primer productor masivo de lentes de contacto. El costo para producir una lente de contacto a partir del método de lanzamiento de giro fue de 25 centavos, mientras que una lente de corte de torno costaba $9, por lo que no sólo se podían producir más lentes en menos tiempo, ¡también había un claro beneficio de costo!

A medida que las lentes HEMA evolucionaron, se produjeron con un contenido de agua variado para aumentar la transmisión de oxígeno a la córnea, pero las lentes de alto contenido de agua tendían a secarse durante el desgaste. Las lentes de alto contenido de agua también disminuyeron el índice de refracción de la lente, lo que requirió una lente más gruesa. Las lentes más gruesas redujeron la entrega de oxígeno, por lo que se necesitaba un material diferente. En 1978, Syntex lanzó CSI, la primera lente de contacto de silicona. Estaba hecho de solo 38% de agua, pero tenía alta transmisión de oxígeno. El material de silicona; sin embargo, tendía a adherirse a la córnea, tenía mala forma de borde, no dispersaba bien las lágrimas a través de la superficie y atraía depósitos. Había una búsqueda por una mejor lente.

En 1979, la compañía de lentes de contacto TOYO obtuvo una patente para un polímero hidrogel de silicona, pero la producción de lentes fue lenta y
compleja. No fue hasta 1999 que Bausch&Lomb introdujeron PureVision, las primeras lentes de hidrogel de silicona de uso diario. Al mismo tiempo, CIBA Vision lanzó lentes de hidrogel de silicona Focus Night and Day, aprobadas para un desgaste continuo de hasta 30 días en 2001.

Las lentes de contacto han recorrido un largo camino. La transmisión de oxígeno es una preocupación continua, junto con tratamientos superficiales para mejorar la capacidad de tejebilidad y lubricidad de las lentes (la medida de fricción que una lente de contacto ejerce en la córnea). La investigación continúa encontrando un material de lente que imitará la fisiología de la córnea para la lente de contacto más segura y cómoda. Así que sigue viendo lentes de contacto; después de 70 años, ¡algo nuevo está sucediendo todos los días!

Fuente: https://www.2020mag.com/article/soft-contact-lenses-turn-70

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password