Las lentes de contacto inteligentes siguen mejorando

La amplia gama de aplicaciones para lentes de contacto más allá de la visión se está expandiendo rápidamente, especialmente como un método cómodo y conveniente de monitoreo médico.

(Este artículo fue traducido, adaptado e impreso con autorización del grupo de revistas de Jobson Publishing).

Por Linda Conlin, editora gerente de Pro a Pro

La Oficina de Comercialización de Tecnología de la Fundación de Investigación Purdue obtuvo, recientemente, una patente para una nueva tecnología de lentes de contacto para ayudar a diagnosticar y monitorear las condiciones de salud ocular, como se informó en ScienceDaily. Al igual que otras lentes de contacto “inteligentes”, los biosensores integrados en las lentes de contacto blandas registran la actividad electrofisiológica de la superficie de la córnea. Diseñados para la actividad de la retina, los biosensores ultradelgados son estirables, lo que los hace más compatibles con la forma curva de las lentes de contacto blandas comerciales, lo que aumenta la comodidad del paciente.

Los lentes tomarán un electrorretinograma (ERG) que mide la actividad eléctrica de la retina en respuesta a un estímulo de luz. El ERG se utiliza para el diagnóstico o la detección temprana de muchas enfermedades oculares como glaucoma, retinitis pigmentosa, retinopatía diabética, retinosquisis (división de la retina en dos capas), desprendimiento y otras degeneraciones congénitas. Los dispositivos ERG actuales utilizan una lente rígida con una superficie irregular que incluye protuberancias y requiere anestesia tópica. Sin embargo, incluso con anestesia tópica, los pacientes experimentan molestias en la córnea y el párpado. En algunos casos, dependiendo de sus niveles de tolerancia, los pacientes requieren sedación o anestesia general, aumentando los riesgos del procedimiento. Pero pronto tendremos una forma mejor.

El uso de lentes de contacto blandos permitirá que el lente se adapte mejor a la forma del ojo, tenga menos descentrado y movimiento, y evitará el rayado de la córnea. Las rutas de conducción están ubicadas en la periferia de la lente y conectadas a un sistema externo de recolección de datos a través de un cable de conexión suave, estirable, delgado y liviano. Debido a que una lente de contacto blanda estándar es la base del dispositivo, ofrece humectabilidad, biocompatibilidad y transmisibilidad de oxígeno comparable a la propia lente. Los investigadores informaron que los lentes continuaron funcionando bien en condiciones adversas que incluyen estiramiento excesivo, deshidratación, desinfección y variaciones de temperatura de 86 a 176 grados Fahrenheit. Aún mejor, el dispositivo proporcionó grabaciones ERG de alta calidad.

La amplia gama de aplicaciones para lentes de contacto más allá de la visión se está expandiendo rápidamente, especialmente como un método cómodo y conveniente de monitoreo médico. Los lentes de contacto que controlan los niveles de glucosa y administran medicamentos ya están disponibles.

Fuente: https://www.2020mag.com/article/smart-contact-lenses-keep-getting-better

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password