Administrando la Optica Recursos Humanos

Abrir una óptica… ¿Cómo empezar?

Actualmente, hay numerosos desafíos a los que se enfrenta la Optometría: competencia desleal, presencia de productos que no cumplen con los estándares de calidad, pacientes mal informados y, sobre todo, mal diagnosticados, forman parte del día a día en muchas ópticas.

Tanto la práctica privada como la óptica pueden llegar a ofrecer muchas recompensas, tanto personales como financieras. Es innegable la importancia de ejercer una práctica profesional con alta excelencia y ética; sin embargo, muchas de las veces, el buen trabajo que realiza el optómetra se ve opacado u obstaculizado cuando el paciente llega a la óptica y se encuentra con personal que no lo asesora ni le ofrece soluciones adecuadas a sus necesidades y expectativas a la hora de elegir sus productos, ya sean armazones, lentes de contacto o soluciones.

De la misma manera, cuando un óptico decide ampliar sus servicios y pasar de ser empleado o brindar atención en un consultorio, a colocar una óptica, se enfrenta con varios obstáculos: el primero y, tal vez uno de los más importantes, es que muchas de las veces, las facultades de Optometría no incluyen en sus programas académicos una adecuada preparación ni facilitan las herramientas básicas para poder administrar la óptica de tal manera que se consolide a través del tiempo y permita ofrecer servicios integrales de salud visual que, en última instancia, mejoran la calidad de vida     de la población.

Factores como el envejecimiento de la población, el empleo masivo de tecnologías digitales, aun desde la infancia, y el aumento de la radiación, se convierten en la mejor oportunidad para colocar una óptica que no solo se dedique a vender lentes sino que sea un agente de cambio y difusión de la salud visual. Y aquí surge la pregunta principal y objeto de este primer artículo ¿cómo hacerlo? Aunque parezca fácil, son muchos los factores que se deben tener en cuenta antes de decidirse por colocar una óptica.  Aquí solo mencionaremos algunas reflexiones generales.

1   PENSAR: puede ser usted un excelente profesional de la Optometría,   además    de un gran emprendedor, lo cual facilita muchos de los procesos, pero se ha planteado usted preguntas como:

¿Qué tipo de óptica quiere?

¿Qué tipo de servicios va a ofrecer?

¿Cuál va a ser la infraestructura de la óptica en términos de equipos, local, vitrinas?

¿Cuál va a ser la visión de su óptica?

¿Quiere rentar o comprar el local?

¿Conoce cuánto es el presupuesto necesario para colocar una óptica y, si no es así cómo va a conseguirlo?

¿Conoce y cumple con los requisitos legales para poder colocar una óptica en su país?

 EXPLORAR: en este punto en el que ya se tiene una idea y una visión de qué tipo de óptica se quiere colocar, es hora de EXPLORAR.

¿Dónde va a colocar la óptica? Centro comercial, colonia, clínica y en qué sitio (ciudad, estado…). Ya con estos datos, es hora de explorar aspectos como las características demográficas de la zona, número de ópticas existentes, qué tipo de servicios ofrecen, cuál es el ingreso promedio de los clientes de la zona. Estos datos, pueden darlos los estudios de mercado pero si usted no tiene contemplado en su presupuesto este tipo de estudios, puede, o bien acudir a instituciones de estadísticas o, realizar usted mismo un trabajo de campo.

Si usted se involucra dentro de la realidad propia de los que van a ser sus pacientes y clientes y experimenta de cerca sus necesidades y expectativas ¿no cree que su óptica podrá diferenciarse de la competencia e ir más allá convirtiéndose en un lugar propicio para el mejoramiento de la calidad visual?

De la misma manera, hay que evaluar la seguridad de la zona. Aunque hoy es difícil encontrar zonas totalmente seguras, es bueno investigar qué tipo de seguridad ofrece la zona donde usted piensa colocar su óptica.

3   IR A LA REALIDAD: Una vez que ya se han realizado este tipo de reflexiones y se ha hecho un primer análisis del mercado es hora de ser realista ¿Realmente tiene el tiempo, el presupuesto y cumple con los requisitos para poder ir un paso adelante y superar las expectativas de quienes van a convertirse en sus clientes? ¿Tiene la óptica potencial de crecimiento?

4   PLANEAR: Se tiene una visión, una misión, se ha hecho un perfil de los clientes y de la zona donde quedará ubicada la óptica. Aquí viene uno de los pasos más importantes que pueden llevar al éxito o al fracaso. Planeación es la palabra clave. Elabore un plan de negocios que le permita evaluar cada uno de los aspectos mencionados anteriormente. Hay varias formas de elaborar un plan de negocios y, como siempre es bueno buscar asesoría en este campo; sin embargo, puede empezar con lo básico y, con toda la información que ha adquirido, elabore un análisis o Matríz DAFO, FODA O DOFA, (su nombre varía de acuerdo al país) una herramienta de la que muchas de las veces usted ha escuchado hablar pero que quizá nunca haya pensado en aplicarla ya sea para colocar o desarrollar una óptica.

La matriz FODA es una herramienta que le va a permitir plasmar en un papel, de una forma clara, toda la información que ha adquirido y le permitirá evaluar las Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas que puede presentar su negocio, lo que le ayudará a  diseñar estrategias que le permitan diferenciarse, permanecer dentro del  mercado óptico y, lo más importante crecer ofreciendo servicios de alta calidad.

FORTALEZAS

Factores que le pueden permitir diferenciarse de la competencia.

Ejemplos:

  • Conocimiento del mercado.
  • Capacidad de operación para  generar confianza.
  • Recursos financieros.
  • Capacidad y conocimiento sobre tecnologías de vanguardia en diagnóstico y punto de venta.
  • Acceso y disponibilidad de créditos.
  • Productos de calidad y originales con respecto a la competencia.

DEBILIDADES

Factores desfavorables que le impiden el crecimiento o diferenciarse de su competencia

Ejemplos:

  • Falta de conocimiento del   mercado y productos.
  • Poca capacidad para acceder a créditos.
  • Escasa o nula aceptación de las tecnologías digitales.
  • Mala comunicación con sus proveedores.
  • Mala comunicación entre el especialista y el personal  de punto de venta.

OPORTUNIDADES

Son factores externos que solo se pueden modificar si se cambian las condiciones internas.

Ejemplos:

  • Segmento o nicho del mercado desconocido o poco explorado (niños, lentes de contacto, etc.).
  • Fortaleza de la moneda del país frente al dólar, euro u otras monedas con las que se tengan convenios.
  • Firmas de tratados comerciales con   países fabricantes de productos ópticos.
  • Mercado mal atendido.
  • Aumento de las necesidades visuales de la población.

AMENAZAS

Factores externos o del entorno que afectan a la óptica.

Ejemplos:

  • Contracción del mercado.
  • Cambios legislativos.
  • Competencia agresiva.
  • Desplazamiento de proveedores a otros países.
  • Terminación de Tratados   de libre comercio.
  • Aumento de impuestos.

 DEFINIR: Aunque parezca que ya se tiene el trabajo hecho, es mucho el camino que queda por recorrer. Cuando ya se tiene una idea más clara acerca del tipo de óptica que usted desea, es hora de definir cómo va a estar estructurada.

En lo primero que se tiene que pensar es en los objetivos a corto, mediano y largo plazo. Como su nombre lo indica, deben ser claros, responder el qué, el por qué y el cómo y, lo más importante deben tener un plazo de cumplimiento que, por supuesto debe estar lo más apegado a la realidad.

El rango de precios de los productos y servicios que ofrecerá en la óptica es una variable importante más no determinará su diferenciación ante la competencia. Los consumidores han cambiado y ahora aunque la situación económica sea difícil, se crea más lealtad ofreciendo un buen servicio adaptado a sus necesidades y expectativas.

En Latinoamérica se comete el error de competir con precios y, sobre todo, ofreciendo consultas gratis, las cuales no siempre son atendidas por personas con la suficiente capacidad para llevar a cabo un diagnóstico correcto, sin tener en cuenta la enorme responsabilidad que conlleva una mala praxis que puede cambiar radicalmente la vida de un paciente. En un mundo globalizado, la competencia es inherente y hasta necesaria porque permite mejorar, entonces ¿por qué no competir con alta calidad de servicios, productos y atención y seguimiento de los clientes?

El recurso humano puede definir el éxito o fracaso no solo de una óptica sino de cualquier negocio. Ante todo es indispensable definir con el número mínimo de empleados con los que contará y, lo más importante, el perfil de tal manera que coincida con sus objetivos y expectativas.

La estructura financiera tal vez sea una de las más difíciles a la hora de colocar una óptica porque no solo se debe definir el inventario y los costos de los productos como muchos piensan.  Aquí hay que tener en cuenta los gastos fijos, los variables, el retorno de la inversión, el punto de equilibrio, o sea las unidades y servicios que la óptica debe vender para cubrir los costos de operación y las proyecciones. Esto, aunque es mejor dejarlo en manos de un Administrador o Contador es una buena idea tener en mente los conceptos básicos. El diseño y equipamiento de la óptica es otro punto a definir ya que, puede conllevar obstáculos a la hora de ofrecer un servicio integral. La comunicación es importante para darse a conocer dentro del mercado. Afortunadamente, hoy se cuenta con múltiples herramientas digitales que permiten llegar a un gran número de posibles pacientes o clientes sin necesidad de moverse de su óptica. Aprenda y aproveche todas las ventajas que estas ofrecen.

Como puede observar, son muchas las variables a tener en cuenta para poder llevar a cabo una idea y tal vez serán muchos los capítulos y cursos especiales para enseñarle el cómo. Aquí, solo le hemos presentado un panorama muy general que deberá evaluar de acuerdo a sus expectativas.  Sin embargo, el primer paso es perder el miedo, arriesgarse con objetivos claros y realistas y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de su país, a través de productos y servicios de calidad. Son muchos los casos de éxito de optómetras que se han arriesgado y han triunfado. Forme usted parte de este equipo de emprendedores.