Artículo destacado Artículos Asociaciones y Universidades

Enfoque sobre la visión en mujeres y niñas

Cuando se trata de garantizar que sus pacientes tengan una buena visión, se sabe que la solución radica en tener acceso a un examen ocular y una receta para la corrección adecuada. Podemos asumir entonces, que una vez que una persona tiene anteojos, su barrera para el cuidado de la visión ha sido superada. ¿Qué pasa si esto no es cierto en todos los casos?


¿Por qué aún existen barreras cuando se trata de una buena visión para las mujeres?

En muchos lugares del mundo puede haber un obstáculo adicional que superar para las mujeres y las niñas. Los estigmas alrededor del uso de anteojos son algunas barreras que éstas continúan enfrentando para tener una buena visión.

Esto es importante teniendo en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 56% de las personas con ceguera en el mundo son hombres y el 55% de las personas con discapacidad visual son mujeres. Cuando se desalienta a las mujeres de corregir su visión, pueden producirse consecuencias graves a largo plazo, incluyendo la ceguera.

Ya sea por el rechazo de los padres, la presión del empleador o la falta de perspectivas de matrimonio, todas estas explicaciones se han dado en varios países de por qué las mujeres y las niñas no usan anteojos.

El año pasado, informes transmitidos en Japón por Nippon TV y Business Insider Japan revelaron que varias mujeres que trabajaban en diversas empresas japonesas habían recibido instrucciones de sus empleadores de abstenerse de usar anteojos en el trabajo. Sin embargo, las mismas reglas no se aplicaron a sus homólogos masculinos. Las razones dadas iban desde la apariencia personal hasta la seguridad.

En el 2018, una mujer en Corea del Sur se convirtió en la primera presentadora de noticias en el país en usar anteojos al aire lo cual conllevó a una discusión sobre el tema. Ambas historias resultaron en un fuerte flujo de apoyo para estas mujeres y, en nuestra opinión, abrieron un diálogo para abordar el hecho de que mundialmente las mujeres continúan enfrentando estigmas culturales cuando necesitan usar anteojos.

Algunas noticias recientes también han sacado a la luz el tema del género

La investigación también respalda estas experiencias para otras mujeres y niñas de todo el mundo. En el 2019, un estudio en Bangalore India, sugirió que las niñas en algunos países no usan anteojos para corregir su visión porque sus padres desaprueban.

La conclusión es que las mujeres todavía, “en muchas partes del mundo, son vistas como inherentemente defectuosas cuando usan anteojos”, dice Kristan Gross, directora ejecutiva global del Vision Impact Institute. “Sabemos que esta opinión no es certera. Creemos que cuando las mujeres usan anteojos y pueden ver el mundo que las rodea, son seres humanos más “efectivos”.

Los estigmas de género deben ser desafiados para que las mujeres tengan la misma oportunidad cuando se trata de su educación, su socialización, su capacidad futura de sustento e incluso su seguridad. Como profesional de la vista usted puede crear un gran impacto. Cambiar la conversación con sus pacientes y sus padres es un buen primer paso. “Si nosotros, como industria con ideas afines de muchas organizaciones diferentes, les damos a las niñas y mujeres la oportunidad de ver bien, ellas tendrán una mejor calidad vida, desde la educación hasta el empleo y el sostenimiento de sus familias en los años venideros”, concluye Gross. “Cuando miramos el problema desde este enfoque, nos damos cuenta de que la visión de las mujeres nos importa a todos”.