El 1, 2 y 3 para mejorar sus finanzas durante una pandemia. Ser conscientes en dónde estamos

1.Ser conscientes en dónde estamos

Hay que ver dónde quedamos después de un año y medio con una situación social, política y económica irregular. Tener claridad de cuáles son los NUEVOS ingresos y los egresos (salidas de efectivo), actualizar ese presupuesto, por doloroso que pueda ser.

Nos quedamos con algunos números en la cabeza, y puede que estos no estén de acuerdo con lo que estamos viviendo.

En este presupuesto, que lo podemos extender a los próximos seis meses (sé que es complejo, caminamos en arena movediza), es clave tener en
cuenta los compromisos a futuro, tipo impuestos, matrículas de hijos, regalos (aunque tenemos que ser muy asertivos y originales en este ítem).

Ahorro, aunque tengamos la idea que no alcanza, sí o sí, está siempre será la respuesta a nuestro propósito, este ítem lo podemos compartir con las elecciones que hacemos para destinar a entretenimiento, y demás.

2.Revisar la deuda

Idealmente ir ligero de deudas en estos tiempos de incertidumbre sería estar en el mejor de los mundos. Si hay deuda adquirida en el pasado, es bueno hacer consciencia de esas decisiones del pasado que nos llevaron a estar aquí; y obvio en estos momentos es mejor vivir un poco apretados e ir incrementando esos compromisos, que nos generan noches sin dormir, arritmias, presión alta, ansiedad, insomnio y en general, insatisfacción con nuestras realidades.

La recomendación sería no adquirir más deudas si la capacidad económica no da para asumirla. Recuerda que la tarjeta de crédito no es una extensión de tu salario.

3.Fortalecer la educación financiera

Aprovechemos las ventajas de esta pandemia, y una de ellas es la digitalización de la educación, podemos acceder a un contenido valioso, a cero costos o un costo muy bajo. Así que lo único que se requiere en realidad es voluntad. Hay especialistas a un solo click, audiolibros, Netflix y también Podcast.

En este camino de aprendizaje es importante entender cada producto que el sistema financiero tiene, con sus características. Revisar las diferentes tasas de interés de los créditos que el mercado nos ofrece, y que podamos chequear si contamos con las mejores alternativas. Siempre hay que hacer una investigación previa, con el fin de tomar decisiones racionales, y de acuerdo a nuestra realidad financiera.

Una vez, tengamos más información acerca de oportunidades de inversión, es decir, no dejar la plata debajo del colchón, sino lograr que ella misma produzca.

4.Ojo con los hábitos

“Tus hábitos determinan tus resultados” Jack Canfield.

Nuestra realidad es el resultado de la suma de las decisiones, así que la realidad financiera que tenemos hoy depende de las buenas y/o malas compras en el pasado. Busquemos inspiración y trabajemos en expandir nuestra visión del futuro, es decir, revisar las consecuencias positivas y negativas de nuestro presente.

Cuando nosotros logremos controlar nuestras emociones, alinearlas con los objetivos y propósitos, el resto es disciplina, mantenerse enfocado, y motivado para priorizar y hacer renuncias.

“La disciplina es el puente entre las metas y el logro” Jim Rohn.

Bonus 1: No nos desconectemos de la realidad, el contexto lo cambia TODO. Revisemos que sigue pasando con nuestra situación: todo nos afecta, estamos en el retail, dependemos del dólar, los consumos y otras variables macroeconómicas

Bonus 2: Nunca sobra el Fondo de Emergencias, en estos últimos dos años ha pasado de todo: pandemia, estallidos sociales, inundaciones, terremotos, huracanes. Reserva algo de tus ingresos para estas situaciones.

Bonus 3: Ten tus objetivos escritos y presentes en todo momento, así no caerás en tentaciones.

Para más información, escriba al correo: [email protected] o contáctelos al teléfono: 3219368559

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password