Óptica

Cambios Visuales y Oculares en Surfistas

En 1778 una expedición británica al mando del Capitán James Cook, que navegaba desde Tahití a Norteamérica, se encontró casualmente con un grupo de islas desconocidas hasta entonces, y que posteriormente se llamarían Islas Hawaii.  La expedición se detiene en estas islas para trazar el mapa y tomar nota de las características, la forma de vida y las costumbres de sus habitantes. Debido a una discusión por el robo de una barca, el Capitán Cook fallece por las lanzas indígenas y el teniente James King queda al mando de la expedición y es él quien en su diario anota la primera referencia sobre surf que existe(1). 

Anota que uno de los entretenimientos que tienen los indígenas de aquel lugar es uno que realizan en el agua con frecuencia, especialmente cuando el mar está crecido y rompen las olas en la costa. Hombres entre 20 y 30 años se dirigen mar adentro sorteando las olas, se colocan sobre una plancha ovalada de su misma altura y ancho aproximadamente, manteniendo las piernas en lo alto y usan los brazos para guiar la plancha.

Luego, esperan un tiempo hasta que llegan las olas más grandes, reman con sus brazos para permanecer en lo alto de la ola y ésta los impulsa con velocidad. El arte consiste en saber orientar la plancha de manera que se mantenga en lo alto de la ola conforme esta cambia de dirección.  A simple vista pareciera una diversión peligrosa, ya que muchos de ellos debían golpearse con las afiladas rocas, y prácticamente bucear o nadar bajo el agua para mantenerse fuera del alcance de la ruptura de las olas, podría decir que estos hombres son anfibios. Las mujeres llegaban nadando al barco y permanecían la mitad del día en el agua(2). 

Cuando los europeos llegan a Hawaii observan que el surf es parte de su cultura y estilo de vida, los nobles se ganaban el respeto mostrando sus actitudes sobre las olas, y contaban con playas privadas en donde solamente ellos podían surfear y era una ofensa el que algún miembro de la nobleza no supiera surfear. Los nobles hacían rituales para dar gracias por las olas, además surfeaban de pie y el pueblo lo realizaba tumbado sobre la plancha o de rodillas(3). 

Aunque en Hawaii es donde se encontró el surf más evolucionado, el origen de este se asocia a los emigrantes de otras islas de la Polinesia(4). Ante la llegada de los europeos a Hawaii la cultura del surf se vio afectada como otros aspectos de la religión y costumbres y a través de los años se fue perdiendo aún más. Hacia el siglo XX empezó el resurgimiento del surf en las costas hawaianas, pero con la llegada de la segunda guerra mundial hubo una pausa de nuevo en el desarrollo del surf; pero después de la guerra la evolución de este deporte fue imparable, se empezó a investigar sobre nuevas formas para las tablas, aparece el deporte en películas, la música asociada a través de la banda Beach Boys en la década de los 60 (5). Y desde los 70’s el surf se convierte en un deporte reconocido alrededor del cual reconocidas marcas son creadas como: Quiksilver, Billabong, O´neill y Rip Curl y sus principales deportistas son reconocidos en competencias en diferentes lugares del mundo(6) (7).  El surf moderno inicia su expansión en Estados Unidos, luego pasa a Australia, Europa y Latinoamérica(8) (9).

Un surfista se encuentra expuesto a las adversidades climáticas, corrientes de agua, olas, el agua salada, la radiación solar, animales acuáticos etc.  Por esta razón, se ha considerado como un deporte de alto riesgo; además, los porcentajes de traumas y lesiones registrados en este deporte superan a otros como el fútbol, voleibol, básquetbol y fútbol americano(10)(11).  

“Cualquier persona que pase mucho tiempo mirando el resplandeciente sol en busca de olas estará en peligro de desarrollar catarata”

En este tipo de deporte el balance es algo muy importante; por tanto, algunos elementos que hacen parte de un adecuado balance se deben tener en cuenta en la práctica como son: sistema vestibular (ya que  en él se basa la inercia corporal y el tipo de movimientos que se pueden hacer con la cabeza y el cuerpo en relación con la gravedad) sistema visual (integridad visual y adecuados movimientos de seguimiento) sistema somatosensorial (importante en el tacto influenciado por los receptores y husos musculares) (12). 

Como se observó anteriormente, el sistema visual hace parte importante del balance necesario para un desarrollo adecuado de este deporte y se encuentra íntimamente relacionado con el sistema vestibular(13)(14) desde el punto de vista de neurociencia, así como con el sistema propioceptivo. Las áreas de control ocular y percepción viso-espacial en el sistema visual participan activamente cuando el surfista se encuentra practicando este deporte, ya que por ejemplo, el control ocular que hace referencia a los movimientos suaves y coordinados de los ojos para captar y seguir objetos y personas en el medio, se activa en el momento en que el surfista debe localizar la ola adecuada, posicionar la tabla para poder ingresar a dicha ola y además observar alrededor por si hay algún tipo de obstáculo o peligro, todo esto teniendo de  referencia al inmenso mar y demás olas que se empiezan a formar o que se encuentran cercanas. Se requiere entonces de movimientos oculares controlados para encontrar y seguir objetos en movimiento (las olas) , examinar el ambiente (presencia de peligros, olas nuevas, barcos, otros surfistas), mantener el contacto visual con un objeto o persona fija (en este caso con la ola sobre la cual se quiere subir); variar rápidamente el foco de una cosa a otra (posicionar la tabla, subirse en ella y ubicarse dentro de la ola) y también para la coordinación óculo manual (localización corporal sobre la tabla, coordinación entre la posición de la tabla y la ola que se quiere subir, coordinación al subir a la tabla sin perder el equilibrio). La percepción visoespacial se hace evidente en este deporte ya que se refiere a la forma cómo una persona percibe las relaciones del espacio exterior con su propio cuerpo y además cómo capta los objetos en el espacio en relación con otros objetos, o sea la relación del surfista con la tabla, el mar, las olas, el sol, los barcos, los tiburones y otros animales, los demás surfistas es decir el ambiente en que se desarrolla este deportista.

La manera cómo cada surfista percibe las olas está directamente relacionada con lo que ocurre en el área de la corteza visual V5 o “middle temporal área (MT)”, en donde ocurre el procesamiento de la percepción del movimiento, pero es complejo lo que ocurre allí, ya que las olas se mueven de manera indistinta en todas las direcciones posibles a un mismo tiempo; además, la atención y la memoria se activan para poder observar en el campo visual las mejores opciones de subir a la ola y mantenerse en ella por largo tiempo, por tanto ojos y cerebro actúan de manera rápida y ágil. 

Todo esto debe ocurrir en cuestión de milisegundos, pero no es nada fácil lograrlo y cada surfista desde la experiencia aprende a “leer las olas” anticiparse y lograr subirse a ellas de la mejor manera. 

Sin embargo, ¿Cómo se explicaría el que haya surfistas ciegos que se desempeñan adecuadamente?, esto puede ocurrir porque hay una reorganización cortical, el área V5 o MT en sujetos ciegos incluye el papel de la percepción auditiva, en lugar de la visual y de esta manera ellos pueden desempeñarse adecuadamente adaptando los otros sistemas desde su situación de ceguera. 

Como se anotó anteriormente, la memoria y la atención(15) son fundamentales para que un surfista sea exitoso, ya que al observar o mejor “leer las olas” múltiples veces se podrá anticipar y lograr muchas más veces subir en ellas o seleccionar la adecuada. Aspectos como la atención a los detalles de las olas, cómo estas se mueven, el viento cómo las afecta, cómo se rompen antes de llegar a la playa son detalles clave que gracias a la atención y a la cognición visual (16) permiten que un surfista mejore su desempeño. 

Los surfistas comúnmente padecen de patología de segmento anterior como Pterigion y Pinguéculas. El Pterigion es conocido como el “ojo del surfista”, quizás por la frecuencia en que este se presenta. El Pterigion es una proliferación benigna fibrovascular que surge de la conjuntiva y se extiende sobre la córnea(17). Consiste en un crecimiento anormal por inflamación de tejido de la conjuntiva. Este tejido anómalo se inflama por falta de lubricación (falta de lágrimas), por la exposición solar, el viento la arena de la playa, u otros agentes irritantes. Quien lo padece tiene la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo, y este tiene una apariencia congestiva (ojo rojo). No existe tratamiento médico, local o general, que haga desaparecer dicho tejido; sin embargo, el uso de lubricantes oculares y algunas gotas con corticoides ayudan a disminuir la sensación de cuerpo extraño del surfista y en cierta forma evitar que el pterigión aumente de tamaño. Cuando el pterigión produce molestias al surfista o aumenta de tamaño de manera hasta ocupar la zona pupilar, impidiendo la visión, es necesario recurrir a la cirugía. Otra patología ocular que afecta a los surfistas es la catarata, el agente causal para las cataratas es la exposición prolongada a la radiación ultravioleta (UV) solar. Cualquier persona que pase mucho tiempo mirando el resplandeciente sol en busca de olas estará en gran peligro de desarrollar catarata. 

Por tanto, la protección ocular es muy importante en este deporte, de allí el hecho de que se cuente hoy en día con anteojos especiales para su práctica como lentes polarizados con protección hidrofóbica, con adecuada ventilación para evitar que se empañen, con protección 100% ultravioleta, resistentes al impacto, y que se ajusten adecuadamente al rostro de los deportistas.

Referencias

Esparza D. EL CÓNSUL DE HAWÁI: TRAS LA PISTA DEL PRIMER SURFER EUROPEO. Informe, no 1. 2014; 

Irwin J. Surfing:: The Natural History of an Urban Scene. J Contemp Ethnogr. 1973; 

Osmond G. The surfing Tommy Tanna. J Pac Hist. 2011; 

Finney BR. SURFING IN ANCIENT HAWAII. J Polyn Soc. 1959; 

Andersen PD. The Hollywood Beach Party Genre and the Exotification of Youthful White Masculinity in Early 1960s America. Men Masc. 2015; 

Quester P, Beverland M, Farrelly F. Brand-personal values fit and brand meanings: Exploring the role individual values play in ongoing brand loyalty in extreme sports subcultures. In: Advances in Consumer Research. 2006. 

L.a M, P.b D, C.c L. Surf tribal behaviour: A sports marketing application. Mark Intell Plan. 2007; 

Esparza D. HISTORIA Y DEPORTE: LOS ORÍGENES DEL SURF A TRAVÉS DE LA PRENSA ESPAÑOLA. Rom Olomuc. 2013; 

Murphy M, Bernal M. The impact of Surfing on the Local Economy of Mundaka, Spain. Save Waves Coalit. 2008; 

de Moraes GC, Guimarães ATB, Gomes ARS. Analysis of injuries’ prevalence in surfers from Paraná seacoast. Acta Ortop Bras. 2013; 

Mitchell R, Brighton B, Sherker S. The epidemiology of competition and training-based surf sport-related injury in Australia, 2003-2011. J Sci Med Sport. 2013; 

Freeman JP, Rehab G, Bird SP, Sheppard J. Surfing performance, injuries and the use of the Y balance test. J Aust Strength Cond. 2013; 

del Rayo Flores Urbina A, Galicia Isasmendi S, Gómez Rivera G. EL SISTEMA VESTIBULAR: ASPECTOS GENERALES Y NEURODESARROLLO. Univ Autónoma Puebla. 2001; 

Kubovy M, Van Valkenburg D. Auditory and visual objects. Cognition. 2001. 

Kay KN, Weiner KS, Grill-Spector K. Attention reduces spatial uncertainty in human ventral temporal cortex. Curr Biol. 2015; 

Grill-Spector K, Weiner KS. The functional architecture of the ventral temporal cortex and its role in categorization. Nature Reviews Neuroscience. 2014. 

Ang LPK, Chua JLL, Tan DTH. Current concepts and techniques in pterygium treatment. Current Opinion in Ophthalmology. 2007. 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like