Un prisma óptico es un medio transparente limitado por dos superficies planas que forman un ángulo diedro y se pueden utilizar para tratar estrabismo, baja visión y terapia visual. Mediante un examen exhaustivo, el optometrista analizará cuándo un paciente presenta una foria, tropia o estrabismo con una desviación de ejes visuales que pueden provocar una diplopía no resuelta mediante otros medios y la aplicación de lentes oftálmicas prismáticas para solventar la disfunción. En esta ocasión, se hablará de los usos y beneficios de los prismas, cuándo prescribirlos, su funcionamiento y el empleo de primas gemelos.

Prismas, usos y beneficios

Un prisma óptico es un medio transparente limitado por dos superficies planas que forman un ángulo diedro. Es un cuerpo sólido de sección transversal triangular que descompone la luz blanca en los siete colores del arcoíris y se emplean en baja visión, estrabismo y terapia visual.

En óptica oftálmica las unidades adecuadas para determinar las capacidades de los prismas para desviar rayos son las dioptrías prismáticas P∆. Un prisma óptico con 1 dioptría prismática es capaz de desviar la dirección de los rayos 1 cm por cada metro recorrido, por el rayo una vez refractado.

Los prismas constituyen una herramienta indispensable para los optometristas que tratan habitualmente el estrabismo. Es posible utilizarlos en diversas formas y con distintos objetivos en el contexto de planes ordenados de tratamiento de visión binocular. En la mayoría de los casos, se emplean para establecer o estabilizar la visión binocular; sin embargo, también pueden usarse para eliminar la diplopía o posturas anómalas de cabeza, interrumpir la fijación excéntrica o la correspondencia retiniana anómala, incrementar la capacidad de vergencia fusional y mejorar la estética en algunos de los casos sin solución. 1

Los prismas no deben prescribirse a la ligera; al contrario la decisión de prescripción debería basarse en un perfil de diagnóstico completo (incluida una evaluación de la fusión sensorial y la fusión oculomotora); así como tomarse después de haber compensado ópticamente la ametropía y reducir el ángulo de estrabismo lo máximo posible Después de ello, la decisión puede ser prescribir primas (para establecer la visión binocular o alcanzar un objetivo visual concreto). 2

Por tal razón, la tabla descrita a continuación hace referencia a los tipos de prismas y su aplicación clínica en los estrabismos.

TiposObjetivoAcción
CorrectorEstabilizar fusión sensorial normalCompensar demanda de control de vergencia fusional
Inverso, binocularAumentar capacidad de vergencia fusionalAumentar demanda de control de vergencia fusional
Inverso, monocularInterrumpir fijación excéntricaCambiar posición retiniana de los objetos de fijación
SobrecorrectorInterrumpir correspondencia retiniana anómalaInvertir demanda de control de vergencia fusional
RelajaciónEstabilizar fusión sensorio-motrizReducir demanda de control de vergencia fusional
Rotatorio, binocularInterrumpir correspondencia retiniana anómalaCambiar estimulación sensorio-motriz en secuencia temporal
Rotario, monocularInterrumpir fijación excéntricaCambiar estimulación sensoriomotriz monocular en secuencia temporal
SectoresEstabilizar visión binocular en una o más posiciones de miradaReducir demanda de control de vergencia fusional en una o más posiciones de mirada.
YugadosEstabilizar visión binocular en nistagmus no concomitante o amortiguadoDirigir los ojos hacía posiciones específicas de mirada. 3

¿Cómo funciona un prisma?

Cuando se coloca un prisma delante del ojo se incita una alteración en la percepción de la localización de la imagen en el espacio, se reconoce la percepción a nivel cerebral de la tonicidad del conjunto de los músculos oculomotores y se alteran las referencias espaciales preexistentes a causa de su efecto óptico.

¿Cuándo prescribir prismas?

Mediante un examen exhaustivo, el optometrista analiza cuándo un sujeto presenta una foria, tropia o estrabismo con una desviación de ejes visuales que pueden provocar una diplopía no resuelta mediante otros medios y la aplicación de lentes oftálmicas prismáticas para solventar la disfunción.

Cuando un paciente tiene dificultades para alinear sus ejes visuales y tiene síntomas astenópicos o diplopías. Es posible probar otras alternativas como la prescripción de lentes positivas, negativas o ejercicios de rehabilitación visual.

Los prismas resultan de gran utilidad en el manejo de los pacientes con diplopía, ya que se pueden usar para cuantificar el ángulo de desviación y así mismo comprobar la capacidad de fusión del individuo.

Prismas gemelos

Se utilizan para tratar los problemas de la visión binocular (insuficiencia y exceso de convergencia y divergencia), los problemas acomodativos (insuficiencia y exceso acomodativo) y para controlar las miopías recientes. También se emplean en lesiones cerebrales y traumatismos craneoencefálicos, ya que ayudan a modificar la postura corporal y de la cabeza.

El uso de lentes refractivas actúa en el sistema focal (miopía, hipermetropía, astigmatismo), mientras que el uso de los prismas gemelos actúan en el sistema periférico y la combinación de ambos puede lograr un equilibrio entre la visión central y periférica que nunca se podría corregir con métodos tradicionales.

Beneficios

  • Elimina el dolor, desequilibrio, vértigo, disfunciones visuales y posturas.
  • Lectura más rápida y fluida
  • Reduce las dificultades de concentración
  • En conclusión los prismas son una herramienta útil, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de los pacientes.

Bibliografía

1, 2,3 Francisco M. Martínez Verdú, Álvaro M. Pons Moreno, Fundamentos de visión binocular pág. 171 y 172

https://w3.ual.es/~mjgarcia/prisma.pdf

https://www.informacionopticas.com/prisma-optico-definicion/

http://www.etpcba.com.ar/DocumentosDconsulta/OPTICA/TECNOLOG%C3%8DA%20%C3%93PTICA/OP00604C.pdf

Cardenas de la Pe–a, Enrique, Terminología médica pág. 198.

http://oftalmologia.eloculista.es/index.php?option=com_k2&view=item&id=48:art_congr_see_xxii_diplopiaprismas