Lentes Oftálmicos Óptica Oftálmica

Conceptos básicos de Óptica Oftálmica (Segunda parte)

La calidad de un sistema óptico se ve limitada por la presencia de aberraciones provocadas por la luz al atravesar un medio no homogéneo.

Sin duda, considerar al ojo humano como instrumento óptico, analizar los efectos de la  refracción y estudiar las lentes oftálmicas, desde los conceptos básicos, hasta su proceso de fabricación, comunicación con el laboratorio y los materiales, tecnologías y tratamientos disponibles en el mercado óptico así como su adecuada adaptación, forman parte  de los propósitos de esta sección que, en esta ocasión, retomará la clasificación de las lentes según su  forma- Convergentes y Divergentes-, diseño- Esféricas, Asféricas- y corrección– Progresivos, Visión Sencilla y Bifocales, conceptos analizados desde distintos ángulos e implicaciones prácticas.

Conceptos básicos de Óptica Oftálmica

Lentes oftálmicas – Segunda parte

Conocer la construcción, diseño y fenomenología de las lentes les permitirá, a los profesionales de la salud visual, entender el sistema compensador de estos medios ópticos. En esta ocasión, se hablará de la clasificación según su forma, diseño y corrección.

Las lentes oftálmicas son un prisma cuya potencia prismática varía de manera constante conforme la referencia se aleja de su centro óptico, esto, según la Ley de Prentice 1. Se clasifican, según su forma en:

  • Convergentes

Conocidas como lentes positivas, permiten concentrar los rayos de luz que pasan a través de ellas en un punto llamado foco, la distancia entre este punto y la lente se llama distancia focal. Éstas producen magnificación (agrandan imágenes), al alejarlas causan una imagen virtual (imágenes pequeñas e invertidas).

Se clasifican en:

  • Biconvexas.

Cuentan con dos superficies convexas.

  • Planoconvexas:

Tienen una superficie plana y otra convexa.

  • Cóncavoconvexas (o menisco convergente):

Poseen una superficie levemente cóncava y otra convexa.

Las lentes convergentes pueden corregir la hipermetropía, la presbicia o algunos tipos de astigmatismo.

  • Divergentes

Pueden ser consideradas como lentes negativas, separan los rayos de luz que pasan a través de ellas. Poseen los bordes más gruesos que su centro. Éstas producen minificación (imágenes pequeñas), al alejarlas no se invierten en ningún momento y mantienen la minificación. Pueden ayudar a corregir errores refractivos como la miopía y algunos tipos de astigmatismo.

  • Bicóncavas.

Cuentan con ambas superficies cóncavas.

  • Planocóncavas.

Tienen una superficie plana y otra cóncava.

  • Convexocóncavas (o menisco divergente):

Conservan una superficie ligeramente convexa y otra cóncava.

Las lentes utilizadas como correctoras son de tipo menisco, con geometría convexocóncovas. Se usan para la corrección de la miopía o hipermetropía.

Los laboratorios fabrican lentes convexo-cóncavas para cualquier potencia monofocal. A estas lentes se las nombran lentes menisco. Los meniscos convergentes son aquellos en la que la convexidad de la primera superficie es mayor que la concavidad de la segunda superficie. Los meniscos divergentes se distinguen porque la convexidad de la primera superficie es menor a la concavidad de la segunda superficie.

En conclusión, una lente convergente es más gruesa en el centro que en los lados, mientras que en las lentes divergentes ocurre lo contrario. Una lente convergente desvía los rayos brillantes hacía su eje, la línea en que se hallan sus centros de curvatura, de forma que un haz de rayos paralelos convergen en un punto. Por su parte, las lentes divergentes siempre forman una imagen virtual de un objeto real.

Según su diseño:

  • Esféricas.

Se distinguen por tener una superficie plana y una curva, convexa, que corresponde a la hemiesfera. Se encargan de corregir defectos refractivos como: la miopía, hipermetropía y presbicia. Estas lentes presentan una superficie esférica y otra plana.

  • Asféricas.

Suelen ser más planas que las esféricas, otorgando al usuario una visión más natural y con una menor distorsión de la imagen enfocada. Modifica la curvatura desde el centro a la periferia de la superficie de una de sus caras, reduciendo la esfericidad de la periferia.  Las lentes asféricas se fabrican con espesores de borde más delgados que los que se utilizan en las lentes esféricas.

Según su corrección:

  • Visión Sencilla

Lentes que un solo centro óptico en toda su estructura. Pueden ser esferas o esferocilindros. Difieren en su estructura y son de varios tipos: visión sencilla, lenticulares, supermodulares, con diseños asféricos y esféricos.

Cuentan con una graduación de “esfera” que corrige defectos como miopía o hipermetropía o una gradación “cilindro” que corrige el astigmatismo.

  • Bifocales

Se yuxtaponen una esfera de visión de lejos de radio grande y una esfera de visión de cerca de radio pequeño, que están incorporados mediante un simple escalón que genera una línea de separación visible.

Corrigen dos errores refractivos: presbicia y miopía.

  • Progresivas

Lente cuya potencia aumenta de forma continua desde la parte superior hasta la inferior, la zona superior está propuesta a la visión desde lejos y la inferior a la visión de cerca. Esta progresión se consigue mediante una variación continua de la curvatura de la lente.

La curvatura aumenta de manera continua entre la zona de visión de lejos y la zona de visión de cerca, facilitando una visión nítida a cualquier distancia.

Permite funciones visuales fisiológicas en visión foveal, periférica y binocular.

Existen dos categorías: universales y personalizadas. Estas lentes le ofrece al paciente présbita:

  • Visión cómoda en las distancias intermedias.
  • Campo continuo de visión nítida.
  • Apoyo continuo a la acomodación.
  • Percepción del espacio.

Bibliografía:

Antonio Benito Galindo, Eloy A. Villegas Ruiz, Montaje y aplicaciones de lentes oftálmicas

https://books.google.com.mx/books?id=4QQWJNrUxAsC&pg=PA115&dq=Lentes+bifocales&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwi4n5SB2KnVAhVK5SYKHQKhBcEQ6AEIKzAB#v=onepage&q=Lentes%20bifocales&f=false

1 Eloy A. Villegas Ruiz, Manual de prácticas de óptica oftálmica, pág. 59

https://books.google.com.mx/books?id=EIem-9rdcmQC&pg=PA59&dq=Lentes+oftalmicas+convergentes&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwjTgq_0zaTVAhVG5yYKHd4OCPQQ6AEILDAB#v=onepage&q=Lentes%20oftalmicas%20convergentes&f=false

2  Daniel Malacara, Óptica básica, Ediciones Científicas Universitarias, 3ª ed. México.

https://books.google.com.mx/books?id=TqASDQAAQBAJ&pg=PA180&dq=lente+esf%C3%A9rica&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwiK3NiqgJjVAhWCJCYKHdTZAbkQ6AEITzAH#v=onepage&q=lente%20esf%C3%A9rica&f=false

https://books.google.com.mx/books?id=TqASDQAAQBAJ&pg=PA180&dq=lente+esf%C3%A9rica&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwiK3NiqgJjVAhWCJCYKHdTZAbkQ6AEITzAH#v=onepage&q=lente%20esf%C3%A9rica&f=false

3 Fransoy Bel, Marta, Guisasola València, Laura, Vera Tenza, Marisa, Tecnología óptica.

https://books.google.com.mx/books?id=EROiCgAAQBAJ&pg=PT76&dq=lente+Asf%C3%A9ricas&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwjBxqKOiZjVAhXB2SYKHYqnDJwQ6AEIMTAC#v=onepage&q=lente%20Asf%C3%A9ricas&f=false

Santiago Alonso Caviedes, José Antonio Collado Hornillos, Antonio Gómez Dacasa, Oftalmología II, Universidad de Cantabria. Pág. 118.

https://books.google.com.mx/books?id=BIO8GccbyHUC&printsec=frontcover&dq=Oftalmolog%C3%ADa+II&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwiPidrEnZjVAhXBfyYKHccJBLgQ6AEIIjAA#v=onepage&q=Oftalmolog%C3%ADa%20II&f=false

4 José Aguilar Peris, F. Senent, Cuestiones de física Por qué, Pág. 336.

https://books.google.com.mx/books?id=VhgYuAy3Qu8C&pg=PA336&dq=LENTES+DIVERGENTES+para+qu%C3%A9+sirven&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwizhcmS0ZXVAhWE6iYKHRbaCoIQ6AEIJjAA#v=onepage&q=LENTES%20DIVERGENTES%20para%20qu%C3%A9%20sirven&f=false

Bruno Rossi, Fundamentos de óptica, editorial Reverté, pág. 86

https://books.google.com.mx/books?id=Hr76qpY-roMC&pg=PA86&dq=lentes+convergentes+y+divergentes&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwjF9f2wyJXVAhWCYyYKHWFYCW4Q6AEIIjAA#v=onepage&q=lentes%20convergentes%20y%20divergentes&f=false